THE WAR ON DRUGS – LOST IN THE DREAM

31 Mar 41f440f9

Después de tanto tiempo sin dar señales de vida por estos lares se hace difícil volver y cuando uno toma la decisión de hacerlo surgen preguntas y preguntas ¿vuelvo a hacer reseñas de discos? ¿A alguien le interesaba leer reseñas tan “largas” o será mejor hacer varias cortas que además son mucho más fáciles de escribir?, ¿Qué disco podría merecer volver a este mundillo?, ¿Y si hablo de algún libro?, ¿O  mejor de un restaurante? Y finalmente cuando uno encuentra respuestas a estas y otras preguntas y se decide por volver con una reseña de un disco, uno que realmente le motive lo suficiente para vencer la pereza, se da cuenta que se trata de un disco que lleva escuchando meses y que de tantas preguntas y de tanto darle vueltas a volver o no, ya no está de actualidad musical. Pero al final dices, oye que más, este blog va de lo que a uno le gusta no de la actualidad total, de recomendar discos o libros que no son de usar y tirar una vez pase su momento.

Así que, aclarado todo esto que mejor decisión que volver con el disco que para muchos ha sido uno de los mejores de 2014 y que para mí no solo lo ha sido sino que es uno de los mejores que he escuchado en los últimos años, estoy hablando de Lost in the Dream, tercer disco de The War on Drugs, uno de esos grupos que sin haber tenido gran repercusión hasta la fecha lleva una no corta carrera a sus espaldas que les ha llevado hasta aquí, hasta el disco redondo y perdurable que han hecho.

Provenientes de Filadelfia y liderados por Adam Granduciel, cantante guitarrista y compositor, nos introducen a lo largo de 60 minutos divididos en 10 canciones en una atmosfera melancólica, muy delicada y con la extraña belleza que a veces aparece inexplicablemente en ciertos elementos artísticos. Evidentemente todo esto no se puede apreciar en una primera escucha, sino que está escondido bajo la primera capa de las melodías y lo vas descubriendo conforme lo disfrutas en calma escuchando una y otra vez canciones como Under the pressure, canción con la que iniciamos el viaje entre la niebla que se dispersa lentamente. Desde los primeros acordes de esta grandísima canción Granduciel y su banda parecen decirnos “oye, este es un viaje lento, a mi ritmo, ten paciencia y disfrútalo” y es que se trata de una canción de casi nueve minutos, con grandes solos de guitarra, saxofones y teclados donde ya se intuye la meticulosidad con la que se han tomado la grabación de este álbum.

Una vez apartada la niebla en la que nos introduce su primer tema parecemos adentrarnos en la llanura americana con Red Eyes, embriagadora y absorbente desde el principio con su melodía, pero sobre todo desde que decide acelerar cerca de los dos minutos de canción con un leve aullido  dando paso a los riffs de guitarra que convierten esta canción en una de las canciones de 2014 para muchos medios especializados y no tan especializados. Pese a ser un temazo en toda regla perfecto para escuchar mientras conduces, el caso es que el disco es tan rotundo, tan elaborado, que no es fácil destacar canciones dentro de él sino que más bien todas forman parte de un todo lleno de influencias al rock ochentero y a los grandes nombres de por entonces, como son Dylan, Dire Straits en su An ocean in between the waves o Springsteen por decir los nombres más fácilmente detectables en los sonidos del álbum.

Pese a lo comentado y por buscarle un pero sí que hay canciones más flojas, como por ejemplo Disappearing o Suffering temas mucho más pausados y oscuros que sin ser para nada malos ni sobrar, sí que rebajan la euforia del conjunto casi perfecto. Pero qué más da si después de esto aparecen temas como Eyes to the wind, melancólica y profunda canción 100% Dylan que no esconde ni en el título sus influencias o Burning, la más Springsteen dentro de un disco que respira al Boss ya de por sí con una melodía  inicial muy parecida a su Dancing in the Dark y que se convierte en todo un caramelo para todo fan de Bruce que se precie.

En definitiva, un disco casi perfecto para disfrutar en modo bucle, apreciando cada vez diferentes matices y que nos acerca al rock de las viejas glorias, en el mejor sentido del calificativo. Sí que es verdad que queda un poco la sensación de la excesiva referencia al rock ochentero, pudiendo ser calificado como poco original, ¡pero bendita poca originalidad si se hace de esta manera!

LO MEJOR DE 2013: LEÓN BENAVENTE

18 Dic

León Benavente es un grupo de debutantes compuesto por Abraham Boba, Luis Rodriguez, Edu Baos y César Verdú, que a mediados de este año nos han presentado su primer disco de título homónimo. Si decimos esto no estamos diciendo ninguna mentira pero la verdad es que nos quedamos bastante fríos, imaginándonos seguramente a cuatro chavales que después de un tiempo de ensayos han conseguido grabar su primer álbum con la esperanza de hacerse un pequeño hueco en el panorama nacional.

Pues bien, nada más lejos de la realidad. Seguramente sus nombres no nos suenen a casi nadie pero estamos hablando de cuatro reputados músicos de la escena independiente de este país, se trata de algunos de esos nombres imprescindibles en este mundillo pero que hasta la fecha siempre han vivido en la sombra, Boba y Rodriguez como fieles escuderos de Nacho Vegas en su grupo, y Eduardo Baos y César Verdú como productores en numerosos trabajos nacionales además de miembros de Tachenko y Schwarz respectivamente.

En definitiva hablamos de músicos curtidos, que están de vuelta de casi todo y cuya intención formando este grupo anda muy lejos de hacerse un hueco en el indie patrio, sino que más bien persigue un amor por la música y las ganas de expresarla. Y es esto precisamente lo que es su carta de presentación, un disco compuesto por 10 temas en algo más de media hora de pop-rock serio y maduro que se disfrutan de principio a fin convirtiéndolo en el que para mí es el disco del año.

Hoy en día resulta bastante difícil encontrar un disco de esos que entren suavemente y de primeras y en el que solo tengas que apretar el play y despreocuparte de escoger una canción o saltarte otra hasta que acabe el disco, y este álbum lo cumple a la perfección. Las canciones son redondas, haciéndose notar la experiencia del grupo tanto en la producción como en el sonido y acompañan todo esto de letras con cierto poso, que sin decir nada nuevo nos regalan frases ingeniosas y elaboradas todas ellas con trasfondo de la situación actual que vivimos, tocando desde la monarquía de una manera elegante en el enorme tema El Rey Ricardo hasta la situación política actual pero sin ser ni de lejos algo parecido a canción protesta.

Con todos estos ingredientes y pese a lo poco que me gusta comparar un grupo con otros o buscar referencias, muchas veces acaba siendo imposible no encontrar un recuerdo a otra canción o grupo y en el caso de León Benavente todo me lleva hacia Standstill. Aunque es verdad que Standstill tiene un estilo mucho más grave y a veces rebuscado en su música que no tiene este grupo, tanto los orígenes de ambos grupos como la perfección y madurez de su música me hacen ver paralelismos entre ambos grupos.

Dicho todo esto podéis entender que en mi opinión la propuesta de este cuarteto de “obreros” de la música es uno de esos discos de obligatoria escucha donde destacan temazos como Ánimo Valiente, Estado provisional, El Rey Ricardo y por encima de todas estas Ser Brigada, un tema que nos lleva a una carretera a toda velocidad con una melodía y una letra con mucho poder que recuerda la enorme Toro de El columpio asesino (de hecho en ella colabora la vocalista de este grupo Cristina Martinez).

FRANZ FERDINAND – RIGHT THOUGHTS, RIGHT WORDS, RIGHT ACTION

18 Sep

Allí por el año 2003, cuatro amigos de Glasgow decidieron dejar sus respectivas bandas para grabar juntos su primer EP Darts of Pleasure, que pondría las bases de lo que sería uno de los mejores debuts de la pasada década, Franz Ferdinand (Domino Records,2004).

Franz_Ferdinand_-_Right_Thoughts_Right_Words_Right_Action-cover

Pues bien, diez años después, el grupo liderado por Alex Kapranos ha logrado no solo mantenerse en la cresta de la ola en cuanto a la escena del rock alternativo se refiere, sino que además consigue seguir sonando fresco como en su primer disco y eso ya es más difícil. Estamos acostumbrados a anunciar que un artista consigue la madurez musical con su nuevo disco o que logra una evolución en cuanto a sonido,  pero el punto fuerte de este grupo es precisamente todo lo contrario y es que consiguen mantener su sello de identidad y su fuerza con ese rock bailable que nos presentaron con su archiconocida Take me out.

El camino hasta aquí no ha sido fácil para ellos, especialmente si tenemos en cuenta que con su primer disco pusieron el listón muy alto. Podemos decir que igual que les pasó a The Strokes con su Is this it? (RCA Records, 2001), siempre se les ha valorado comparando sus temas con los de su disco debut y eso hace muy difícil la tarea compositora de cualquier grupo. La diferencia entre ambos grupos es que mientras los neoyorkinos han tratado siempre de evolucionar y mostrar un sonido diferente con cada disco, los de Glasgow han mantenido una carrera más conservadora solo enturbiada con su anterior disco, Tonight (Domino records, 2009) en el que mostraban un sonido más oscuro y electrónico pero aun así manteniendo la contundencia de su sonido.

Dicho todo esto podéis imaginar que el nuevo trabajo del grupo no va a romper con lo escuchado hasta ahora de la banda,  pero sí que os equivocaréis si esperáis no sorprenderos con los primero acordes de Right Action, canción con la que inauguran el nuevo álbum y que demuestra que siguen siendo igual de contundentes que siempre. Guitarras poderosas, estribillos pegadizos y frescos como en su rapidísimo Bullet y el teclado que destaca en algunos temas como en Love illumination, convierten este disco en uno de los platos fuertes del año con hits enormes como los dos ya mencionados y que sin duda estarán entre lo mejor de 2013. Pero no todo son temas rompepistas en este álbum, también hay hueco al lado más reflexivo y melódico del grupo con grandes canciones como Stand on the Horizon o su nuevo homenaje a The Beatles en Fresh strawberries (todavía recordamos el otro homenaje al grupo con su tremenda Eleanor put your boots on). Después de todos estos temas todavía queda espacio para un tema que nos recuerda a su anterior disco como es el oscuro The universe expanded y también para meternos miedo en el cuerpo insinuando que este puede ser su último disco en la canción con la que cierran el disco, Goodbye lovers&friends.

Escuchado el disco varias veces uno puede concluir con una sonrisita en la cara que, pese a que hay muchos con ganas de meterlos en el saco de juguetes rotos donde están la mayoría de sus compañeros generacionales y de decir de ellos aquel “ya no es lo que eran”, Mr.Kapranos y sus amigos lo han vuelto a hacer y pese a que quizá pequen de conservadurismo, seguirán haciéndolo todo el tiempo que ellos quieran.

Os dejo con un enlace donde podéis escuchar el disco entero:

Entrevista a Two Door Cinema Club: “Hay que estar siempre en la mente del público, que no te olvide, es la época del aquí y ahora”

16 Ago

Aprovechando que estábamos cubriendo el Low Cost Festival para Crazyminds ,  y gracias a ellos tuvimos la oportunidad de hablar con uno de los grupos internacionales del momento, Two Door Cinema Club, y en concreto con Sam Halliday, su guitarrista. Os transmitimos lo que nos contó esa noche…

Sam+Halliday+Coachella+Valley+Music+Arts+Festival+XTg0ENnMc8ql

Aprovechando que estábamos cubriendo el Low Cost Festival, tuvimos la oportunidad de hablar con uno de los grupos internacionales del momento, Two Door Cinema Club, y en concreto con Sam Halliday, su guitarrista. Os transmitimos lo que nos contó esa noche…

Crazyminds: Hace tres años hicisteis vuestra primera gran actuación en un festival de verano en España en el FIB de Benicàssim formando parte del cartel, pero casi no se os veía entre todos los nombres y no eráis tan conocidos en España por aquel entonces. En unas horas, sin embargo, haréis vuestra primera actuación en el Low cost como cabezas de cartel. ¿Qué ha cambiado en tres años para pasar de ser poco conocidos a cabeza de cartel? ¿Qué esperáis de este concierto?

Sam Halliday: ¡Es cierto! Estamos ahí en letras grandes ahora (risas). Realmente es difícil decir qué ha cambiado en estos tres años, parece que ha pasado mucho más tiempo. Cuando fuimos al FIB, como dices, éramos poco conocidos, y estábamos presentando nuestro primer disco que nos ha llevado hasta aquí. Supongo que lo que ha cambiado es que, desde entonces, no hemos parado de tocar en muchísimos conciertos tratando de mostrar nuestro sonido por allí donde íbamos, disfrutando siempre de cada uno de los momentos vividos.

En cuanto a esta noche (por el concierto del Low Cost), pues realmente no sé qué decirte, ya que es nuestra primera vez en el Low Cost. Sabemos que es un festival de público joven y con ganas de divertirse, con lo cual esperamos que se diviertan y que nosotros también lo hagamos.

C: ¿Tenéis previsto quedaros después de vuestro concierto a escuchar algún otro grupo?

S.H.: ¡Sin duda! Si te digo la verdad, hace poco que hemos llegado aquí y no tengo claro qué grupos tocan después de nosotros, pero ten por seguro que después de nuestro concierto trataremos de disfrutar de la noche de conciertos. Además, es mi cumpleaños, así que ya sabes, cogeremos unas cuantas bebidas, estaremos con amigos y bailaremos todo lo que podamos.

C: Por lo que parece, si revisamos vuestro último año y medio, habéis dado la vuelta al mundo de gira, ¿no da vértigo?

S.H: Uff…totalmente. Han sido muchos conciertos en muchos países diferentes y en poco tiempo. Realmente no te das cuenta de ello hasta que te paras a pensar y haces un repaso y ves dónde estábamos hace 3 años. Pero apostamos mucho por los directos del grupo y eso conlleva no parar de girar.

C: Os he escuchado decir en alguna entrevista que, en estos dos últimos años, el máximo tiempo que habéis descansado han sido dos semanas seguidas, ¿no es eso un riesgo para la convivencia de la banda y para el proceso creativo?

S.H: (Risas) Realmente lo es. Nos hemos enfadado muchas veces durante este tiempo entre nosotros, pero es lógico pasando tanto tiempo juntos. Como te decía antes, hemos apostado mucho por el directo del grupo y eso conlleva algunas desventajas como la que comentamos pero es que hoy en día es muy difícil, el mundo de la música está cambiando mucho y tienes que estar siempre en la mente del público, porque si no corres el riesgo de que la gente se olvide de ti rápidamente y pierdas todo lo ganado durante estos tres años. Es el gran problema de vivir la época del “aquí y ahora” donde nos ha llevado internet. Está claro que esto además afecta al proceso creativo. A mí me encantaría estar un año componiendo con el grupo, pero como te digo es muy difícil.

C: En mi opinión, este segundo disco es más pausado y maduro que el anterior, sin abandonar vuestra vertiente más fiestera. Según parece, decís que Jacknife Lee es uno de los grandes responsables de esta evolución, ¿hasta qué punto es importante el papel de un productor?

S.H: Sí, Jacknife Lee ha sido muy importante a la hora de grabar este disco. En cuanto a su papel, la verdad es que no es fácil describirlo. Es una persona que no toma decisiones, o aparentemente no lo hace, nos deja hacer a nosotros, permite que todo fluya de manera suave. Por ejemplo, mientras grabábamos el disco surgían muchos debates entre nosotros sobre cómo debía sonar esta canción o esta otra, y en esas situaciones es donde su papel era muy importante dejándonos hablar a todos y haciéndonos escucharnos entre nosotros, dando importancia a todos los puntos de vista y haciéndonos llegar a un punto en común que siempre era el mejor para el grupo.

También es muy importante su papel respecto al sonido, tiene una enorme facilidad para convertir en sonido lo que nosotros tenemos en la cabeza. Por ejemplo, hubo un momento en el que yo quería que mi guitarra sonara como a papel (risas), por raro que parezca, y en cuanto se lo dije, él no se sorprendió sino que se puso a trabajar y en nada consiguió que el sonido que tenía en mi cabeza fuese exactamente el mismo que logró él.

C: Hace no mucho reconocisteis que en enero de 2014 tenéis previsto entrar a grabar el que será vuestro tercer disco. ¿Podéis darnos alguna pista sobre el sonido que perseguirá este nuevo trabajo? ¿Trabajaréis de nuevo con Jacknife Lee?

S.H: Es cierto que comentamos eso hace no mucho, pero ahora mismo no puedo confirmarte nada. Nuestra idea es entrar a grabar en 2014, pero es difícil asegurar nada, tenemos todavía unos cuantos conciertos por delante y necesitamos descansar un poco también. En cuanto a la producción, te digo lo mismo, nos encantaría trabajar con Jacknife, pero sinceramente todavía no hemos hablado con él. Tendremos que ver si conseguimos cuadrar fechas y si es lo mejor para todos.

C: Habéis llegado al éxito siendo bastante jóvenes y con vuestro primer disco. ¿Cómo os veis dentro de 20 años: grabando discos, produciéndolos…o lejos de la música?

S.H: (Risas) La verdad es que hemos tenido mucha suerte de llegar arriba tan pronto, pero evidentemente ha sido con mucho esfuerzo y seguimos trabajando mucho. De hecho, hemos trabajado tanto que parece que llevemos en esto más tiempo del que realmente llevamos. De todas maneras, dentro de 20 años esperamos seguir grabando discos pero lógicamente con mucha más tranquilidad, pudiendo hacer giras más cortas y selectivas y dándonos más tiempo para grabar y experimentar.

C: Se habla de vosotros como de un grupo destinado a llenar estadios. ¿Qué os parecen estas opiniones? ¿Os veis llenando estadios o por el contrario preferís tocar en salas más pequeñas?

S.H: La verdad es que durante esta gira hemos actuado en muchos festivales en escenarios que es lo más parecido a tocar en un estadio. Tocar en grandes escenarios tiene sus ventajas, tienes más libertad de movimientos y llegas a más gente, que al final es la finalidad de los festivales, pero la verdad es que no es la mejor manera de tocar. Muchas veces, cuando estás en grandes escenarios, cuesta mucho conectar con el público, están muy lejos y muy dispersados, y eso hace difícil que se viva el sentimiento mutuo de disfrute que sí que te dan las salas, donde ves las caras entre el público, cómo disfrutan con una tema en especial o con un trozo de esa canción y eso te llena más.

Por ejemplo, recuerdo en Barcelona hace casi tres años cuando actuamos en la sala Razzmatazz. Fue increíble, la sala estaba llena hasta los topes y estaban todos muy cerca, delante, por los lados, arriba, y eso nos llevó a hacer un concierto genial donde todos nos lo pasamos en grande y saltamos y sudamos sin parar. Esperamos volver pronto, la verdad.

C: ¡Y nosotros esperamos que lo hagáis! Aprovechando que dices esto, durante las últimas semanas, hemos tenido numerosas confirmaciones de giras por España este otoño de artistas como Arctic Monkeys, Editors, Miles Kane o Biffy Clyro entre otros. ¿Podremos veros por aquí en gira por salas próximamente? 

S.H: Definitivamente no (risas). No durante lo que queda de año. En cuanto acabemos la gira tenemos pensado darnos unas vacaciones en septiembre y además yo me caso, por lo que va a resultar imposible realizar una gira por salas en 2013, aunque tenemos ganas y veremos si podemos hacerla el año que viene.

C: Ya para acabar, con una gira tan larga y con tantas horas de avión, ¿cómo matáis el tiempo? ¿Algún grupo que estéis escuchando y podáis recomendar? ¿Algún libro? 

S.H: Pues si viajamos en avión aprovecho para ver alguna de las películas que suelen ofrecer a bordo y escuchar música, pero desde que me compré un Ipad aprovecho bastante para grabar sonidos con una app que me compré que me ayuda a componer. En cuanto a grupos que esté escuchando ahora…soy bastante despistado para los nombres, estoy escuchando un grupo australiano ahora que suenan genial, pero me pillas porque no me acuerdo del nombre (risas). En cuanto a libros, si te digo la verdad el último libro que empecé fue 50 Sombras de Grey (risas). Lo empecé porqué me lo recomendó mi hermana, pero en cuanto vi de qué iba evidentemente lo dejé, lo que me ha enseñado que no me puedo fiar de mi hermana en cuanto a recomendaciones literarias. Quitando esto, últimamente he estado leyendo a Hemingway, disfruté mucho con El viejo y el mar.

Gracias nuevamente a Crazyminds por darme la oportunidad de hablar con el grupo. Os animo a todos a visitar la página.

ESPECIAL SANT JORDI 2013- ¿QUÉ LIBRO REGALAR? (PARTE II)

20 Abr

Por si no os parecieron suficientes las tres recomendaciones del post anterior, aquí os dejamos 5 más. Así que si no compráis ningún libro el próximo 23 de Abril ¡No digáis  que es porque no sabéis que comprar o regalar!

MATADERO CINCO – KURT VONNEGUT

“Si este libro es tan corto, confuso y discutible, es porque no hay nada inteligente que decir sobre una matanza. Después de una carnicería sólo queda gente muerta que nada dice ni nada desea; todo queda silencioso para siempre. Solamente los pájaros cantan.”

Estas frases, matadero-cinco-9788433920317extraídas del primer capítulo del libro en cuestión, podrían servir como buen resumen de lo que podemos esperar de esta novela de culto de toda una generación americana a la que llegué casi por casualidad y que me ha sorprendido muy gratamente.

En sus páginas, a través de su alter ego Billy Pilgrim, Kurt Vonnegut narra su experiencia en uno de los episodios finales de la Segunda Guerra Mundial, el poco conocido bombardeo aliado a la ciudad alemana de Dresde, el cual la destruyó por completo. Aunque pueda parecer una narración autobiográfica hay que decir que se trata más bien de una ficción autobiográfica, entremezclando realidad y literatura de alto nivel, con rasgos muy críticos antibelicistas, irónicos e incluso de ciencia ficción como los surrealistas contactos con los habitantes del planeta Trafalmadore, propios de la mente perturbada de un excombatiente.

Se trata de un libro muy recomendable por ese aspecto sombrío que a mi personalmente tanto me gusta, esas historias crudas de los antihéroes americanos, en este caso la de un soldado sin ni siquiera arma en medio de una guerra sin saber muy bien que hace allí. Por Javier Carrera

CAcasa-de-verano-con-piscina-9788498384550SA DE VERANO CON PISCINA – HERMAN KOCH

Casa de verano con piscina supone el segundo título traducido al castellano del brillante autor holandés Herman Koch. Tras el éxito de La cena, su último libro sube el nivel con una mayor profundidad en la vida interna de los personajes, mayormente en su principal actor; un médico que no es capaz de controlar sus pasiones ni hacerlas cohabitar con los dilemas morales más intrínsecos a la vida. La obra merece una lectura detallada lo cual no supone que se haga pesada, bien al contrario la narrativa de Koch es muy llevadera pero si una extensa crítica, nada pretenciosa, de la sociedad en la que vivimos tanto en el ámbito familiar como en el “clasista”. Para todos los que disfrutan de la riqueza interior de los personajes, supone una joya imprescindible. Si os gusta Franzen, Koch os va a dejar un buen sabor de boca.Por Dani Llera

ESPERANZA: UNA TRAGEDIASHALOM AUSLANDER

ESPERANZA UNA TRAGEDIA

Esperanza: una tragedia o el libro que más sonrisas me ha sacado últimamente. De difícil descripción, podemos abriros el apetito para darle la oportunidad que merece su lectura, indicando que la narración parte de la base de un adulto judío de mediana edad que quiere un cambio de rumbo en su vida y decide marcharse a un pequeño pueblo con la sorpresa de encontrarse en el desván de su nueva casa a la supuestamente difunta… ¡Anna Frank! Para colmo, la madre del personaje encarna el tópico personaje judío victimista que no ha vivido en sus propias carnes la crueldad del holocausto. Un coctel molotov para el delirio y la sonrisa. Muy atentos a la carta de presentación descrita en el libro: “¿Hitler? El mayor optimista del siglo xx: un soñador, un romántico. Después de todo, nada más esperanzado que la idea de una solución, encima final. ¿Mao, Stalin, Pol Pot? Tres cuartos de lo mismo”. Nada más que añadir, señoría. Bueno si, que su autor es judío.Por Dani Llera

SUBMARINO – JOE DUNTHORNE

images

Submarino disponible en edición de bolsillo y apuesta segura para todo aquel a quien le dejó muy buen sabor de boca la lectura de Crezco de Ben BrooksUn joven de 16 años narra sus vivencias en torno al instituto, el primer amor y los problemas matrimoniales de sus padres de una manera fresca, elocuente y original. Cargado de humor inteligente y sarcasmo supone el debut literario del galés Joe Dunthorne que, sin pretenderlo, nos deja  buen retrato de esa fase de la vida que nos marca a todos, que nos hace cometer tantos errores recordándonos lo pretenciosos e ilusorios que podemos llegar a ser. Por Dani Llera

 

STONE ARABIA –DANA SPIOTTA

portada¿Es necesario tener público para crear arte? Desde esta pregunta, Dana Spiotta nos relata la compleja y oscura existencia de un artista de rock sin público ni fama, pero con toda una carrera a sus espaldas. A través de la relación entre Denise, una mujer cercana ya a los 50 años que centra su vida en preocuparse por la de los demás que le rodean, y su hermano mayor Nik, un hombre invisible para la sociedad que ha dedicado su vida a componer y tocar en diferentes grupos rozando el éxito en muchas ocasiones pero siempre escapando de éste cada vez que lo ha visto cerca

Con este argumento, que tanto recuerda al premiado documental Searching for Sugar Man, este libro podría considerarse una novela rock, y por momentos lo es, con descripciones musicales muy detalladas y con espíritu de crítica musical especializada pero Stone Arabia es mucho más. Es una obra que habla del amor fraternal casi devocional, de la valentía de afrontar una vida al margen de una sociedad puramente comercial, de los sueños incumplidos, de la soledad y del miedo a olvidar, entre otros temas. Si bien es cierto que no consta de la profundidad que puede tener Libertad de Jonathan Franzen, todos estos temas hacen la mezcla perfecta que convierten esta novela en una lectura divertida para los amantes de la literatura y de la música.Por Javier Carrera

ESPECIAL SANT JORDI 2013- ¿QUÉ LIBRO REGALAR? (PARTE I)

18 Abr

Un año más se acerca la fecha literaria del año y una de mis favoritas como siempre aprovecho para recordar, el 23 de Abril celebramos Sant Jordi en Catalunya y el día del libro en el resto del país. Por este motivo y como ya viene siendo habitual aprovecho para presentaros mis principales recomendaciones para regalar en una ocasión como esta, o incluso para autoregalarse aprovechando la magia del día (y los descuentos especiales).

Cada año este post acaba siendo uno de los más visitados y por ese motivo este año para poder tratar de abarcar más recomendaciones y otros puntos de vista voy a contar con la colaboración de Dani Llera, un auténtico deborador de libros con muy buen gusto. No me lío más y vamos a lo que interesa, os presento la primera parte de las principales recomendaciones de Dani y mías para esta fecha(sin olvidar que tenéis los posts de 2012 y 2011 con libros muy recomendables también).

LIBERTAD-JONATHAN FRANZEN

libertad-franzen

No me resulta fácil hablar de un libro tan recomendado por todos lados. Libro del año, uno de los mejores libros de la década, el nuevo libro de uno de los mejores autores americanos del siglo XXI y así hasta el infinito si te pones a rebuscar por internet. Pero es que la verdad es que podemos decir que casi todo lo anterior es verdad, exagerada por los grandes comerciales de las editoriales claro, pero verdad.

No se si a vosotros también os pasará pero a mi al menos me cuesta mucho lanzarme a leer un libro de los que son tan recomendados por los medios, y por eso he tardado más de un año desde que salió en decidirme por él, pero os animo a leerlo y disfrutarlo despacito frase a frase porque se trata de un gran libro, tanto en número de páginas como en la profundidad de éstas.

Durante más de 600 páginas el autor radiografía la sociedad occidental a través de la vida de una familia media americana, tratando a través de cada uno de sus personajes temas de actualidad tan diversos como la ecología, el capitalismo, la familia, el amor o la soledad por nombrar algunos. La riqueza y profundidad de sus personajes y de los temas que tratan hacen de ésta una novela imprescindible de las que dejan poso y la convierten sin duda en mi principal recomendación para aquellos que busquen una lectura pausada y lejana a tanta literatura barata, que les hará tener esperanza de que el mundo de los libros no se acaba con 50 Sombras de Grey y sus clones. Por Javier Carrera

LA CURA SCHOPENHAUER –  IRVIN D. YALOM

lacurashopenhauer

La cura Schopenhauer es una de esas novelas que logran combinar entretenimiento con el aprendizaje sobre dos materias que combinan tan bien como la filosofía y la psicología.  Su autor (el psiquiatra Irvin D. Yalom) nos confronta ambas materias a partir de un psicoterapeuta que, al diagnosticarle una enfermedad mortal, decide retomar el caso de un antiguo paciente al que no pudo ayudar a superar su adicción al sexo. El reencuentro con este paciente hace estragos en él y, aún así, logra convencerle para participar en una terapia de grupo en la que un seguido de personajes van narrando sus historias y evoluciones y en donde podremos disfrutar de esa combinación de terapia a partir de la vida y teorías del siempre controvertido filósofo alemán que da título a la obra y la terapia de shock y confianza en el prójimo que supone la terapia de grupo.  ¿Es Schopenhauer aplicable a la vida de hoy? ¿Fue su vida ejemplar o una muestra de cobardía? El budismo queda también íntimamente reflejado a las teorías del filósofo. Nada barroca, ideal para todo aquel que sienta curiosidad por las terapias de grupo y por las ideas del susodicho Schopenhauer pero también para quien disfrute con la narración de historias humanas. Por Dani Llera

LA TOURNÉE DE DIOS- ENRIQUE JARDIEL PONCELA

libro_1289576632

La tournée de Dios del gran Enrique Javier Poncela es una novela escrita en 1932 y, sin embargo, de absoluta actualidad. Pongamos que Dios decide realizar una visita a La Tierra. Pongamos que escoge España como plaza para llevar a cabo su “gira”. Pinta bien, ¿verdad? Pues bien, la trama no defrauda en absoluto si bien requiere de paciencia inicial ya que las cien primeras páginas de la obra pueden resultar desconcertantes hasta el punto de plantearse si se han confundido a la hora de imprimir un libro con el título de otro. Superado eso y ya con Dios en primer plano, el sarcasmo pinta una realidad tan delirante como íntimamente veraz. El comportamiento humano respecto a la figura de lo divino y un Dios hablando claro y castellano hacen que uno desee que el libro no se acabe nunca. Destacar y confirmar que tal como se indica en la primera página de la obra: no es un libro antirreligioso. Es la pura verdad de la condición humana. Caricaturizada, por supuesto. Por Dani Llera

THE STROKES-COMEDOWN MACHINE

27 Mar

¿Nuevo disco de The Strokes? Esta es la pregunta que muchos nos hacíamos hace solo unos meses con cara de sorpresa y un deje de desconfianza creciente. Después de un Angles (RCA,2011) que generó todo tipo de impresiones y opiniones, aceptado por muchos y odiado por otros pero nunca considerado un gran disco, la verdad es que cuesta no adentrarse en la escucha de su nuevo material sin como mínimo algo de pereza, la pereza de saber que no va a ser ni la mitad de bueno que sus dos primeros trabajos.

Pues bien, después de dos años los chicos han decidido reunirse (y esta vez de verdad, nada de grabar a distancia e intercambiar opiniones por email como hicieron en Angles) para tratar de volver a divertirse juntos y hacer música a la altura de su pasado. La pregunta que uno se puede hacer ahora leyendo esto es, ¿lo han conseguido? Eso es lo que trataré de responder en las próximas líneas compartiendo mis impresiones sobre su nuevo trabajo.

Pues bien, después de dos años los chicos han decidido reunirse (y esta vez de verdad, nada de grabar a distancia e intercambiar opiniones por email como hicieron en Angles) para tratar de volver a divertirse juntos y hacer música a la altura de su pasado. La pregunta que uno se puede hacer ahora leyendo esto es, ¿lo han conseguido? Pues ahí es donde la gente está opinando de manera desordenada, nos gusta, no nos gusta, no lo sé o muerte a la voz en falsete de Julian Casablancas…opiniones hay de todos los colores (viva el tópico) pero lo que está claro es que leyendo por internet aún no he encontrado ningún medio que diga claramente que le gusta el nuevo rumbo musical de los de Nueva York.

Entrando a escuchar el disco lo primero que notamos cuando empieza a sonar su primer tema, Tap Out, es que nos espera un álbum enfocado claramente a la corriente musical de los 80 llena de guiños a grupos de esa época. Esta sensación se interrumpe un poco con uno de los singles que nos anticiparon hace unas semanas, All the time, una canción que pese a no poder incluirla entre sus mejores canciones si que recupera el sonido inicial de la banda hasta el punto de ser un tema que nos podría recordar a New York city cops tema de su primer y genial Is this it (RCA,2001). Esta sensación desaparece de golpe con los primeros acordes de One way trigger, el otro de los singles que nos anticiparon, que podía ser un ejemplo de libro del intento de evolucionar de este grupo y las luchas que se encuentran por el camino entre el estilo de Casablancas, repleto de sonidos electrónicos y teclados Casios que ya disfrutamos en su disco en solitario Phrazes For the Young (RCA,2009), y el de Albert Hammond Jr. en el que destacan las guitarras. Se trata de una canción con una melodía alegre que vale, sí, recuerda demasiado al Take on me de AHA pero aun así se convierte en uno de los mejores temas del disco, pasando por empezar odiándola gracias a los falsetes de Julian a acabar disfrutándola gracias a esa melodía retro pegadiza.

El resto del disco sigue la tendencia marcada por los tres primeros temas, destellos de los mejores años de The strokes, que a estas alturas ya no parece descabellado reconocer que han pasado ya, acompañados con flirteos con el sonido ochentero y con el camino tomado por Julian en su etapa en solitario. De entre las canciones que nos recuerdan al pasado glorioso del grupo hay que destacar Welcome to Japan, en ella Julian recupera su voz desganada característica y el resto lo hace una muy buena melodía en la que todo suena perfecto, convirtiendo este tema en el mejor del disco y ganándose una plaza en un futuro recopilatorio de grandes éxitos del grupo. Junto con ella está 50/50, voces distorsionadas guitarras trabajando y rock que nos hace creer que aún hay esperanza, y Partners in crime un tema con mucho ritmo de los que merecen más escuchas, que nos despierta de nuevo y nos hace olvidar otros como 80’s Comedown Machine, balada que puede tener el honor de ser una de las peores canciones de la discografía, o Slow animals una canción de relleno donde solamente podemos destacar un buen solo de guitarra.

Al principio de esta crítica preguntaba si con este disco han conseguido no solo volver a parecer un grupo unido sino hacer música a la altura de su nombre. Pues bien tras escuchar varias veces Comedown Machine uno como mínimo no puede negarles las intenciones pero no deja de darle vueltas a la idea de que esto parece un CD de caras B, de pistas no seleccionadas de sus primeros discos juntamente con otras nuevas, en las que Julian ha tenido vía libre de experimentar con los sonidos ochenteros que tanto le gustan y sobre los que no se mueve nada mal. En definitiva, The strokes como todo gran grupo tiene discos buenos, no tan buenos e incluso malos y este lo podemos colocar entre los no tan buenos pero eso si, siempre nos dejarán en cada una de sus entregas dos o tres temas que podemos incluir en un buen grandes éxitos, como los que hacían los personajes de la gran película Alta Fidelidad.

Os dejo el vídeo que han preparado para presentar el disco con el single All the time, una bonita recopilación de imágenes de cuando realmente se lo pasaban bien: